miércoles, 25 de marzo de 2020

Crónicas mundanas del COVID-19 (D11)

Vale, de casa no voy a salir, de verdad. Pero, esto de que cada día amanezca con lluvia, a los mediterráneos, nos empieza a oler a chamusquina. Así que hoy voy a dejarme llevar por los bulos y las teorías conspiranóicas de este momento que nos está tocando padecer, y si no me satisfacen voy a construirlas yo. Este post no está recomendado para menores de... ¡qué coño!

Día 11 de confinamiento Covid-19

Los que controlan el tiempo han decidido que si llueve sin parar y ya van ¡9 días seguidos! no tendremos ganas de salir. ¡Y un cojón! Hace nada todavía mirábamos las previsiones meteorológicas como si fueran lo que determinaría nuestra existencia más allá de las paredes que nos confinan. Hoy el karma de los meteorólogos está por los suelos. Nadie les hace puto caso.

En realidad nadie está haciendo nada, las televisiones y la prensa formal están conchabadas para que nos creamos todo esto, a imagen y semejanza de la "Guerra de los mundos", para que creamos que alguien hace algo. ¡Y dos cojones! Ahí fuera hay gente que está haciendo un curro extraordinario y, más que nunca, comparten información de una calidad impensable. Mirad lo que han preparado nuestros colegas de IALE para que seamos conscientes de lo grandes que podemos llegar a ser:

Hacer videoconferencias masivas y repetitivas es malo porque afecta a las células del cerebro. ¡Ele tu coño! Nos estamos hartando a matar células cerebrales y por ahora no se nota efecto. Los que tenían problemas de este calibre, ya los traían de fábrica, tal vez ahora lo que pasa es que se les está agravando la avería. En general creo que gracias a este consumo masivo de tecnología cada día somos mejores personas, porque nos vemos reflejadas en el espejo de la realidad y la imagen que nos devuelve no nos gusta.

Reputadísimos científicos (podrían ser de cualquier país), no encuentro la cita correcta pero yo me lo creo, acaban de presentar un estudio que dice que si estás cinco horas al día colgado boca abajo desde tu balcón, ventana o similar, al final los virus salen de tu cuerpo por los orificios del tronco superior, no consta que se pierdan por otras dimensiones, y acabas sanando o como una puta cabra, que todavía está en estudio. 

Hoy, la recomendación musical la hace mi bro: Fito & Fitipladis "Vivimos bajo una cielo hermético", así empieza:


"Suelo confundirme con facilidad, lo que siento y lo que escribo

A veces pienso que soy un sueño tan real, que casi me siento vivo"


0 comentarios:

Publicar un comentario