Bienvenido a Historias Acuícolas

Empiezo a olvidar aquellas cosas que en un momento determinado constituyeron un hecho relevante en mi vida, mi memoria ya no es lo que era y no quisiera perder todo lo que se ha ido almacenando en mí en forma de recuerdos. No sé cuánto de lo que recuerdo es real o es ficticio, he olvidado si es una experiencia propia o inventada, si me pasó a mí o si me lo contaron, lo que sí que creo es que es importante.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Reseña en Revista MAR

La Revista MAR, en su número 574 de noviembre 2017, nos ha hecho una reseña de nuestro libro, destacamos:

"Cada uno de los relatos está lleno de ternura, humor, anécdotas, críticas sutiles a cosas, hechos, actitudes humanas o gremiales y hasta impotencias que han marcado la necesidad de explicarlas a las nuevas generaciones de investigadores"

lunes, 11 de diciembre de 2017

IA

Ilustración: Su Inteligencia Artesanal Susón Aguilera
El derrumbamiento del techo del zulo que teníamos como oficina, significó un antes y un después en la concepción que se tenía de los técnicos y responsables encargados de la producción acuícola.

No es que no fuéramos considerados importantes, no, no exactamente. Pero la realidad era bien otra. La alta tasa de incertidumbre, y la elevada frecuencia con la que se producían cambios en estos puestos, evidenciaba la volátil importancia que se le concedía a tan preciada actividad. Era habitual considerar, desde la dirección, que con lo esencial ya era más que suficiente.

En los noventa lo esencial eran un lápiz y una libreta. Todo lo demás se suponía superfluo.

Hablar de las nuevas tecnologías emergentes, una quimera. Disponer de cualquier utensilio que facilitase la recogida de datos de forma sistemática, un deseo inalcanzable. Disponer de un ordenador, por primitivo que por entonces fueran, un sueño lúbrico.