Bienvenido a Historias Acuícolas

Empiezo a olvidar aquellas cosas que en un momento determinado constituyeron un hecho relevante en mi vida, mi memoria ya no es lo que era y no quisiera perder todo lo que se ha ido almacenando en mí en forma de recuerdos. No sé cuánto de lo que recuerdo es real o es ficticio, he olvidado si es una experiencia propia o inventada, si me pasó a mí o si me lo contaron, lo que sí que creo es que es importante.

lunes, 25 de abril de 2016

League of Legends

Ilustración: The Real Legend Susón Aguilera
Aquí estamos. Disputando la Final del Campeonato Mundial de LoL[1]. Una interminable partida a vida o muerte. Estamos a punto de empezar la quinta y definitiva partida y vamos empatados. Nuestra confianza va en aumento y empezamos a creer que podemos hacer algo grande.

Nosotros, un grupo de aficionados que empezó de la nada y que lo único que les unía eran las ganas de pasarlo bien y disfrutar de nuestra pasión. Nosotros, ansiosos de conocimiento que empezamos a sentir unas ganas irrefrenables de aprender. Nosotros, que nos fogueamos en las ligas inferiores, más bien del inframundo[2], donde los fracasos curten a golpes cruentos y despiadados. Nosotros que tras cosechar algunos éxitos nos dimos cuenta que podíamos llegar algo más lejos. Nosotros, nuestro equipo, está peleando por arrebatar el trono a este equipo internacional de “killers” que llevan cinco años sin perder.